Hambre: la principal barrera de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

No es gratuito el hecho de que los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS estén encabezados por los dos que se encuentran estrechamente emparentados con el resto. Podríamos llamarlos un co-requisito de los otros quince: fin de la pobreza y hambre cero.

 

En este enlace puedes consultar todos los ODS https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/.

 

Y es que la pobreza extrema se deriva en el hambre que, a su vez, toma diferentes matices y se revela en distintos niveles: puede transformase en desnutrición crónica, o cualquier enfermedad que pueda caer sobre el cuerpo débil y vulnerable, para devenir eventualmente en la muerte. El hambre también puede degenerar en delincuencia e inseguridad, dando la vuelta a la fórmula, perpetuando los círculos de pobreza y, por tanto, del hambre.

 

Una persona con hambre carecerá de salud y bienestar, no podrá acceder a educación de calidad y estará por fuera de las mismas oportunidades a las que tenga acceso una persona con una alimentación balanceada y saludable. Seguirá ensanchando la brecha de desigualdad social, la misma que le impedirá acceder a un trabajo digno y la posibilidad de un crecimiento o desarrollo económico para el país. Los contextos en los que generalmente prevalece el hambre, son de necesidades básicas insatisfechas (falta de agua potable, alcantarillado, entre otros).

La Alianza por la Nutrición Infantil en Colombia, forjada entre ABACO y la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI, ha determinado las formas en que alcanzar el Hambre Cero, impactaría en forma positiva cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Una persona sin hambre puede mejorar su capacidad de aprendizaje, aumentar su productividad, reducir los gastos en salud, procurarse una alimentación sana y disminuir los factores de conflicto. Por todas estas razones, es importante que cada uno de nosotros sea consciente de que lograr estos objetivos es una tarea de toda la población, no solo gobiernos, empresas, ONG’s o industrias. Cada habitante del planeta, tiene en sus manos la respuesta.

 

Si quieres saber cómo aportar desde tus acciones individuales, consulta La Guía de los Vagos para salvar el mundo., creada por la Organización de las Naciones Unidas.

 

Los Bancos de Alimentos de Colombia trabajamos articuladamente en la lucha contra el hambre, porque estamos convencidos que este es el punto de partida de una mejor sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *