Acciones gubernamentales para erradicar el hambre

La erradicación del hambre es un tema y un objetivo primordial en la agenda mundial. En nuestro país, 21 millones de personas padecen de este flagelo, y desde los entes oficiales se pueden generar una cantidad de programas, proyectos y acciones encaminadas a lograr este objetivo y que pueden impactar positivamente el estado nutricional de la población.

 

La erradicación de la pobreza involucra a los diferentes ministerios públicos y entes gubernamentales, más allá del sector salud o agrícola. El tema de la malnutrición es de interés general y por lo tanto debe ser abordado de forma intersectorial. ¿Qué hacer, entonces, desde cada nivel o dependencia gubernamental? Estas son algunas de las acciones que se pueden implementar.

 

Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Secretarías de Agricultura y empresas del sector agrícola

 

Las acciones realizadas por estos entes, presuponen un reto principal: la promoción de agricultura sensible a la nutrición para mejorar la disponibilidad de alimentos y mejorar las condiciones de vida de la población rural. Traducido a acciones concretas se trata de:

 

  • Promover cultivos ricos en nutrientes o biofortificados acordes a la cultura alimentaria local.
  • Promover la producción limpia de los alimentos.
  • Asegurar la producción agropecuaria del pequeño y mediano campesino para protegerlos de crisis económicas y ambientales.
  • Generar ingresos y empleo rural que aumenten la productividad  y el desarrollo de los productores a pequeña escala.
  • Implementar acciones que incrementen el acceso de la mujer rural a recursos productivos y tecnología agrícola.

 

Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio. Secretarías de infraestructura, servicios públicos, vivienda social y hábitat.

 

¿Cómo puede el sector de infraestructura sumarse a la erradicación del hambre? En este escenario, se plantean los siguientes retos:

 

  • Disminuir la cantidad de población con déficit de vivienda.
  • Mejorar los servicios básicos.
  • Garantizar el acceso de la población a agua potable en calidad y cantidades adecuadas para el consumo humano.
  • Generar estrategias de saneamiento básico.

Ministerio de Salud y Protección Social, ICBF. Secretarías de salud pública, ESE, EPS y empresas privadas del sector salud

 

Desde este contexto se abordan las intervenciones directas en nutrición relacionadas con los sistemas de salud. Las acciones identificadas son:

 

  • Garantizar el acceso de la población a las acciones esenciales en nutrición a través de los servicios de salud.
  • Fortalecer a las IPS para la implementación de la estrategia IAMI (Instituciones amigas de la mujer y la infancia).
  • Implementar acciones para el tratamiento de la desnutrición aguda, crónica y las deficiencias de micronutrientes.

 

Por su parte, el ICBF realiza acciones dirigidas especialmente a las familias, e intervenciones directas en nutrición en los territorios más vulnerables:

 

  • Identificación de los territorios donde se presenta inseguridad alimentaria y nutricional, para suministrar alimentos.
  • Acciones de prevención de la desnutrición, el sobrepeso y la obesidad.

 

Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar. Secretarías de Educación y empresas o fundaciones del sector educativo

 

La base de toda sociedad es la educación. Por esto, para el sector educativo, se han planteado diferentes acciones:

 

  • Establecer programas de educación e información en nutrición.
  • Fortalecer el Programa de Alimentación Escolar – PAE, (u otros de asistencia alimentaria para población vulnerable) con alimentos ricos en micronutrientes y fortificados.
  • Diseñar programas y actividades de educación alimentaria y nutricional en ambientes específicos como escuelas y colegios.

 

Prosperidad Social, Secretaría de desarrollo económico o social y agremiaciones empresariales

 

Desde este nivel se pueden ejecutar dos acciones principales.

  • Generar ingresos y empleo rural que aumenten la productividad  y el desarrollo de los productores a pequeña escala.
  • Implementar programas para el pequeño y mediano productor rural, que permitan fortalecer su capacidad de entrar de manera competitiva al mercado, ya que los pequeños productores no se pueden equiparar con las grandes industrias lo que los deja en una clara desventaja para competir en el mercado.

 

Ministerio del deporte, Secretarías de recreación y otras entidades encargadas del espacio público

 

Son varias las acciones que se tienen identificadas y pueden ponerse en marcha para la erradicación de la malnutrición en la población desde este nivel.

 

  • Promoción de estrategias de hábitos de estilo de vida saludable en los territorios.
  • Creación de programas de asesoramiento sobre actividad física y dieta en los sistemas de salud, cajas de compensación y escuelas.
  • Diseño de un programa de educación, información y comunicación masivo de prevención del sobrepeso y obesidad.

 

Si bien hay acciones que se pueden ejecutar transversalmente, el norte es el mismo. Los Bancos de Alimentos seguimos trabajando e invitando a entidades públicas, privadas y a toda la sociedad a generar conciencia y emprender acciones conjuntas para lograr erradicar el hambre y la desnutrición en Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *