Así trabajamos para erradicar la malnutrición en Colombia

Después de analizar, estudiar y entender el panorama del hambre y la malnutrición en Colombia, la Alianza por la Nutrición Infantil – Alimentando Sueños, conformada por la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI y la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia – ABACO, identificó las intervenciones clave y las líneas de acción que podrían aplicarse en el país para la erradicación de la malnutrición.

 

En total se determinaron 25 acciones, distribuidas en siete líneas estratégicas de la siguiente manera:

 

1.Fortalecimiento de la gobernanza y  la rendición de cuentas

Establece que es necesario crear un ambiente político favorable  por medio de  una fuerte capacidad institucional, para lograr una implementación exitosa y sostenible de estrategias y programas para el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional.

 

2.Sistemas alimentarios sostenibles y resistentes para dietas saludables

Reúne todos los elementos y actividades relacionadas con la producción, procesamiento, distribución, preparación y consumo de alimentos; además, contempla los resultados económicos y ambientales de estas actividades.

 

3.Programas de Protección Social

Incluye todos los programas sociales diseñados para mejorar el bienestar individual y social, disminuir la vulnerabilidad y aumentar la equidad, con el fin de contribuir al crecimiento económico y al desarrollo humano integral.

 

4. Programas de educación e información en nutrición

Acciones dirigidas a la educación e información nutricional, diferentes estrategias educativas y apoyos ambientales, diseñadas para facilitar la adopción voluntaria de comportamientos relacionados con la alimentación y promover elecciones conscientes de alimentación nutritiva.

5. Intervenciones en agua, higiene y saneamiento básico – WASH.

Asegurar el acceso, calidad y disponibilidad del agua en todos los territorios, con el diseño e implementación de estrategias con participación comunitaria para garantizar el agua potable en calidad y cantidad y el saneamiento básico.

 

6. Sistemas de salud alineados capaces de brindar cobertura universal de acciones esenciales en nutrición

Sugiere que la nutrición y la salud están estrechamente vinculadas. Las personas afectadas por enfermedades pueden tener mayores necesidades nutricionales; a su vez, la mala nutrición, especialmente durante la primera infancia puede perjudicar el crecimiento del niño, impedir el desarrollo cognitivo y social y contribuir a la mortalidad infantil.

 

7. Acciones para la prevención y tratamiento de la malnutrición

Intervenciones de doble función para la prevención de todas las formas de malnutrición a lo largo del ciclo vital: adolescencia, embarazo y primera infancia, y que deben abordarse de manera simultánea.

 

Cada una de estas líneas determina unas acciones precisas que se pueden realizar para buscar solucionar las problemáticas del hambre y la desnutrición. Desde la Alianza por la Nutrición Infantil, junto a los Bancos de Alimentos de Colombia, trabajamos incansablemente en cada una de estas siete líneas, desarrollando las 25 intervenciones que nos ayudarán a erradicar el hambre y la malnutrición a lo largo y ancho de nuestra geografía. Súmate tú también a la lucha contra el hambre y la malnutrición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *